CONTROL DE PLAGAS

Control de plaga «Rata Noruega»

La clave para el control de la rata noruega en principio de cuentas es la correcta identificación, higiene, eliminación de refugios y hacer edificios a prueba de roedores. Ya que el control se basa en los hábitos de comportamiento del roedor, además de conocer el grado de infestación que se tiene en el área afectada. Una vez identificados estos puntos es de vital importancia tomar acciones para eliminar el problema de ratas ayudados de métodos físicos y químicos.

 

Control físico
Los métodos físicos son aquellos métodos en el control de plagas que, a través de una acción física, nos permiten controlar las poblaciones de ratas en un sitio.

1.- Trampa de golpeo: Este es el tipo más antiguo de la trampa y utiliza una barra de resorte para matar a un roedor en contacto. Algunas trampas de resorte modernos evitan riesgos para los niños y las mascotas encerrando el dispositivo en una caja de plástico.

2.- Trampa eléctrica: Esta trampa funciona con baterías y proporciona una descarga eléctrica que mata a los roedores rápidamente. Este es un nuevo tipo de trampa, los modelos están disponibles para ratas y ratones.

3.- Emisores de sonido: Este tipo de herramientas funciona emitiendo ultrasonidos con frecuencias imperceptibles o muy bajas para el ser humano, y que solo pueden percibir organismos como los roedores con rangos de 80 hZ 200 hZ y que además suelen ser muy molestas para ellos.

4.- Gomas de pegamento: este tipo de mecanismo es muy eficaz.

Control químico
Además de contar con métodos físicos, tenemos también Métodos de Control Químico que utiliza ciertas sustancias químicas (sólidos y líquidos) que por su i.a. (ingrediente activo) se da muerte al roedor. Están estrictamente regulados en nuestro país y por seguridad en la actualidad solo se pueden utilizar anticoagulantes.

1.- Cebaderos: los cebaderos son dispositivos en forma de caja que en su interior albergan pequeños cebos que en general son los más utilizados en el control de roedores debido a su fácil colocación, dichos cebos están constituidos por parafina, cereales y un anticoagulante (difetialona, bromadiolona, cumarina, etc). Para que sea del gusto del roedor y regrese a comerlos habitualmente.

2.- Rodenticida en polvo: generalmente este tipo de venenos son mezclados con el alimento que el roedor está consumiendo para aumentar la probabilidad de que lo ingieran con mayor facilidad.

3.- Rodenticida Líquido: estos rodenticidas son mezclados con agua en bebederos para roedores y diluidos a muy bajas concentraciones para garantizar que sea del agrado de la rata y de esta manera potenciar su eficacia.

Finalmente, es de suma importancia recalcar que uno de los factores clave siempre va a ser la prevención y ésta sólo la vamos a lograr teniendo instalaciones limpias y con un adecuado mantenimiento, con el fin de evitar el ingreso o proliferación de este tipo de organismos.

LA RECOLECCIÓN DE CADÁVERES Y OTROS BIOINDICADORES (indicadores de vida. – ratas muertas, pelaje, excrementos, material roido, etc.), ASÍ COMO LA LIMPIEZA Y SANITIZACIÓN DE LAS ÁREAS POR DONDE ESTUVIERON (grasa, orina, excrementos, etc.) FORMAN PARTE IMPORTANTE DEL CONTROL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *