TIPOS DE PLAGAS

Hormiga del Pavimento

Tetramorium caespitum

Introducción

La hormiga del pavimento (Tetramorium caespitum). Insecto de la familia Formicidae. Debe su nombre a su preferencia de hacer su hormiguero debajo del pavimento, en la tierra y en lugares tales como aceras, debajo de las piedras y cimientos. Representa una plaga que genera grandes pérdidas económicas y daños a la infraestructura de las ciudades. Es oriunda de Europa y fue introducida en América entre los siglos XVIII y XIX.

Reconocimiento

Las obreras son monomórficas y miden entre 2.5 y 4 mm de largo. El cuerpo es de color castaño claro a negro con extremidades y antenas más pálidas. Poseen seis patas. La cabeza y el tórax presentan surcos y crestas de líneas paralelas. Tienen antenas de 12 segmentos, con clava de 3 segmentos. El tórax presenta un par de pequeñas espinas en la parte trasera superior. En pedicelo es de 2 segmentos. Presentan aguijón en el último segmento abdominal.

Las hormigas de enjambres o reproductivas tienen alas, son el doble del tamaño de las obreras aproximadamente de 8 mm y tienen surcos o ranuras finas en la cabeza y tórax por igual.

Grupos similares

Existen varias especies, el género Tetramorium que comparten características muy similares con esta especie, es por esa razón que la identificación de este grupo es tan compleja. Los obreros de la mayoría de las especies tienen un estriado clípeo, un aguijón, mandíbulas con 3 o 4 dientes, y las antenas con 11 o 12 segmentos o con los clubes de 3 segmentados en las puntas.

Dimorfismo sexual

La hormiga del pavimento si presenta dimorfismo sexual, en el caso de los machos son más grandes y alados, mientras que las hembras son más pequeñas y con pequeñas protuberancias en formas de espinas en el dorso, además pequeñas jorobas que van de la parte posterior a la parte anterior de su cuerpo.

Hábitos

Una característica de esta especie es su conducta agresiva hacia especies invasoras del nido, ya se trate de un individuo o una colonia. Al igual que otras especies de hormigas usan señales químicas para comunicarse, marcando sus recorridos para identificar la localización de alimento, así como para regresar al nido posteriormente. También usan luz para orientarse. A diferencia de otras especies, no suele alejarse más de 30 metros del nido se considera una especie carroñera que se alimenta de todo lo que se encuentra dentro de su territorio, semillas, néctar, insectos, etc. Prefieren alimentos azucarados.

Tienden a almacenar semillas en sus nidos. Mantiene relaciones mutualistas con orugas a las cuales protegen de sus depredadores a cambio del néctar que estas producen, conviviendo ambas especies en el nido durante el invierno. No se le conocen depredadores ya que estas presentan un sabor amargo, debido a una toxina que producen, lo anterior junto con la presencia de aguijón, actúa como mecanismo de disuasión de posibles depredadores.

Ciclo de vida

Las reinas y los machos tienen alas. Cuando las condiciones medioambientales son favorables, tanto las reinas como los machos emprenden el vuelo para aparearse (vuelo nupcial). Después de efectuada la cópula pierden sus alas y las reinas parten para empezar sus nidos mientras los machos mueren. La reina guarda toda la esperma de su vuelo nupcial, la cual es suficiente para fertilizar todos sus huevos para el resto de su vida. Estas hormigas salen del huevo como larva, y atraviesa tres etapas larvales antes de sufrir la metamorfosis completa en la fisiología adulta. La reina (puede haber más de una) pone todos los huevos en la colonia que son cuidados por las obreras a lo largo del proceso de desarrollo. Las obreras pueden vivir hasta 5 años y las reinas mucho más tiempo. En general esta especie es muy adaptable a los cambios del ambiente.

SECOPLA garantiza un control efectivo de plagas , conoce nuestros servicios, te invitamos a visitar nuestra página oficial ¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *